03 diciembre 2013

Cortázar (I)

El otro día fui a una de las librerías de mi pueblo (pequeñas y con no mucha cosa) y me encontré un libro de Cortázar que no conocía. En realidad no es que lo haya escrito él, sino que son las transcripciones de unas clases que dió en el año 1980 en Berkeley y que han titulado Clases de Literatura. Estuve dudando entre comprarlo o comprar Rayuela, una edición que han sacado para el 50 aniversario, pero como Rayuela ya lo tengo dos veces, me decidí por este, aunque sé que antes de que acabe el año también caerá el otro. El libro está dividido en ocho clases diferentes y en vez de empezar por el principio, me ha apetecido un poco ir al capítulo seis: Lo lúdico en la literatura y la escritura de Rayuela (el título no lo puso Cortázar). Todavía no puedo comentar demasiado, de momento ha hablado de lo lúdico en la escritura y cuenta cómo surgieron las Historias de Cronopios y de Famas, pero me apetece poner un par de cosas aquí, y creo que a partir de ahora dedicaré varias entradas a este libro, porque seguro que hay mil cosas de esas que apetece compartir, y porque Cortázar lo merece.


«En América Latina sobre todo, y también en Europa y supongo que también en Estados Unidos, hay muchos escritores que se toman terriblemente en serio, tan en serio que la idea de que alguien pueda hacer una referencia a elementos lúdicos en sus textos los ofende...» pg. 181

«Un escritor juega con las palabras pero juega en serio; juega en la medida en que tiene a su disposición las posibilidades interminables e infinitas de un idioma y le es dado estructurar, elegir, seleccionar, rechazar y finalmente combinar elementos idiomáticos para que lo que quiere expresar y está buscando comunicar se dé de la manera que le parezca más precisa, más fecunda, con una mayor proyección en la mente del lector.»


6 comentarios:

  1. ¡Qué interesante parece! Ya dirás qué tal está cuando avances más :D

    ResponderEliminar
  2. Pues a vueltas ando yo con Rayuela, medio hipnotizada por su prosa.,,
    Un saludo,

    ResponderEliminar
  3. De momento lo tengo aparcado encima de la mesilla, Ángela. A ver si en las vacaciones de navidad me pongo con él, aunque es de esos que apetece leerlo poco a poco. Un beso :)

    ResponderEliminar
  4. A mí me gusta mucho, Carmen, y después de lo que he leído sobre su origen y creación en el libro que menciono aquí, lo volveré a leer, seguro. Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Yo compré el libro del aniversario de Rayuela y me siento estafada porque no trae una nota explicativa, ¡nada! que lo haga edición especial. Me hubiera comprado el de cátedra ~.~

    Tengo muchas ganas de comprar este y ponerme a leerlo, estoy ya terminando los últimos capítulos de Rayuela.

    Un beso,
    Ale.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tengo el de Cátedra, pero se lo he dejado al hijo de una amiga, que lo necesitaba para el instituto. Y me apetece comprarme el del aniversario, aunque no tenga explicaciones, solo por tenerlo... no sé.

      Este es interesante, lo voy leyendo poco a poco, subrayando cosas y me encanta.

      Besitos.

      Eliminar