30 julio 2014

Otra vuelta de tuerca (Henry James)

Otra vuelta de tuerca está considerada una de las obras más importantes escrita por Henry James y, por lo que he leído, de alguna forma supuso supuso un antes y un después en las novelas de terror y fantasmas por esa ambiguedad por la que en realidad no sabes si lo que pasa es real o imaginado.

El libro comienza con la típica reunión en la que se cuentan historias de miedo. Uno de los participantes acaba determinar una historia de fantasmas en la que un niño se ve involucrado y los demás están de acuerdo en que una historia de miedo con niños siempre tiene un toque especial (yo también), así que otro de ellos comienza a contar una en la que no solo se ve implicado un niño, sino dos. Y es aquí donde empieza la verdadera historia que nos cuenta Henry James en la que una joven va a trabajar a una casa en Bly como institutriz de dos niños que están a cargo de uno de sus tíos al haber muerto sus padres en la India. Para su tío, que nunca está en la casa, los niños suponen una carga así que hay varias personas que se encargan de cuidarlos, entre ellos, un ama de llaves, la señora Grose, que también se hacía cargo del cuidado de la niña.


Al poco tiempo de empezar a trabajar allí la institutriz comienza a sentir (y ver) la presencia de dos fantasmas: el de la antigua institutriz, la señorita Jessel,  que se ocupaba de los niños hasta que murió y el de Peter Quint, un críado de la mansión.Y claro, de alguna forma, estos fantasmas tienen una especie de relación con los niños. La historia es que durante toda la narración no tenemos ni idea de si los fantasmas son verdaderos o si son producto de la imaginación de la institutriz actual.

Otra vuelta de tuerca es una novela corta de terror psicológico en la que nunca estamos seguros de nada y, que desde el principio, nos presenta una atmósfera opresiva y claustrofóbica. Pero a mí no me ha gustado demasiado, independientemente de todo el mérito que tiene. De alguna forma no he sabido conectar con lo que me cuentan y creo que la culpa está o en la traducción o en la forma de estar escrita porque, mientras la leía, no a veces me perdía totalmente en los diálogos, unos diálogos que se quedan inconclusos muchas veces y en los que tienes que adivinar un poco de qué están hablando. Y quizá ha sido esa traducción la que ha conseguido que no me meta en la historia y que no sienta el mínimo miedo. Sé que está escrita en el siglo XIX y que, por lo tanto, tengo que ser consciente al leerla de la época en la que se escribió, pero aún así algo ha fallado entre la novela y yo y ni me ha dado miedo, e incluso, hasta se me ha hecho un poquito pesada a pesar de su brevedad. 




Título: Otra vuelta de tuerca
Autor: Henry James
Título original: The turn of the screw
Traducción: Domingo Santos
Editorial: Unidad Editorial S:L
ISBN: 848130218X
Pgs: 119

5 comentarios:

  1. A veces pasa. A mí no me va el terror ni siquiera con niños, jaja.

    ResponderEliminar
  2. A mí sí que me gustó. Eso sí, miedo poquito. Pero me gustó la atmósfera creada por James y ese final en el que prácticamente deja elegir al lector con qué quedarse. Y en mi caso no puedo ponerle pegas a la traducción. Para leer a los clásicos, me gusta ir más a lo seguro y siempre escojo la editorial Cátedra, que no me ha defraudado hasta ahora.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  3. Yo soy muy de pelis de miedo, Agnieszka, y me gusta Poe muchísimo, por ejemplo, pero esta me ha dejado un poco indiferente.

    ResponderEliminar
  4. La atmósfera está bien, Margari, la tensión que se crea, el no saber, pero algo me ha fallado, creo que todo es por la traducción y es que a veces es tan importante. (Bueno, siempre :).

    ResponderEliminar
  5. Pues no he leído nada de este autor. La verdad es que no soy mucho de leer novelas de terror pero si me gustan las novelas que consiguen tensionarme. NO sé si ésta novela lo conseguiría :)

    Bs.

    ResponderEliminar