12 enero 2015

I don't like Mondays (II)

Otra vez lunes, si es que el tiempo vuela, y esta semana toca trabajar desde hoy. No tengo mucho que decir. Apenas estoy leyendo, el mes avanza y a este paso mis propósitos lectores de enero se van a quedar en sólo propósitos. Qué se le va a hacer.

La semana pasada me apunté a varios retos: al reading challenge 2015 organizado por Chema de El lector que llevas dentro y al Keep calm and read 20 books in English de Isi (si es que al final lo voy a acabar consiguiendo). El primero me parece bastante difícil, pero creo que será divertido lo de ir buscando los libros.

En cuanto a las lecturas, he acabado El poder de las tinieblas de John Connolly, por lo que supongo que esta semana le dedicaré una entrada  y de momento he empezado a leer Beastly things de Donna Leon y creo que me voy a poner con otro también, aunque aún no sé cuál.

Hoy, para hacer algo distinto, os voy a contar que el título del blog es una especie de homenaje a Wassily Kandinsky, el pintor que está considerado el padre de la pintura abstracta. A mí la pintura me gusta bastante, aunque no tengo ni idea de nada. Sobre todo me gustan los movimientos a partir del Impresionismo y todo aquello que la gente considera garabatos, es decir, el arte abstracto. No todo, claro. Uno de los movimientos que más me gustan es el Fauvismo, en el que el color tiene un protagonismo fundamental. De hecho, hace muchosmuchísimos años leí por primera vez un libro de Kandinsky titulado De lo espiritual en el arte en el que había una frase que desde entonces hice mía: «El color es la tecla que hace vibrar mi alma». Algo de eso hay, desde luego, porque a veces encuentro cuadros con colores que hacen que me tiemble hasta el pelo. 

Hace poco, bueno, en septiembre del año pasado fui a una exposición en el Guggenheim de Braque, uno de los creadores del cubismo, que también tuvo su época fauve. Y aunque descubrí cosas que no conocía de él que me gustaron mucho, siempre he tenido predilección por los cuadros que pintó en esta época.

El lunes pasado dejé una canción, este lunes os dejo algo de Braque, por el color.






5 comentarios:

  1. A mí también me está costando un montón arrancar este mes y mis propósitos lectores se van a quedar en eso...
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Ayer parece que había cogido la marcha y hoy otra vez hacia abajo. Será la cuesta de enero :)

    Besos

    ResponderEliminar
  3. También estoy este enero espesita para leer, aunque ayer y hoy parece que he cogido un poquito de impulso. Me ha gustado conocer el origen del nombre de tu blog. Buena semana!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  4. ¡Ánimo! creo que en todo el mundo, los lunes son difíciles jajaja.
    ¡Que logres los retos!
    Ale.

    ResponderEliminar
  5. Pues estamos casi igual Cova. Con los exámenes tan cerca no doy pie con bola. A ver si este finde hago alguna reseña, porque tengo unas pocas ya pendientes, jeje

    No me hubiera imaginado nunca porque se llamaba así el blog. Pensé que era algún título de libro.

    Bs.

    ResponderEliminar