09 noviembre 2016

El asesinato de Pitágoras (Marchos Chicot)

(Esta entrada la escribí hace mucho, mucho muchísimo, no me acuerdo ya)


Compré el libro hace mucho tiempo y decidí leerlo para dar un empujoncito a esta Yincana Histórica que tengo completamente abandonada por mi vida de opositora-madre-trabajadora sin apenas tiempo (ni ganas, sobre todo ganas) para leer.  También porque el apellido del autor empieza por Ch y eso nunca viene mal en el reto de Autores de la A a la Z. Decidí leerlo y lo he acabado hoy, algo de lo que me alegro, porque se me ha hecho muy cuesta arriba y he tardado más de un mes. No me malinterpretéis, no es que no me haya gustado: es entretenido e incluso tiene un punto interesante, pero le sobran muchas páginas, mucha paja que no lleva a ningún sitio e interrumpe la trama,  es bastante predecible, tiene algunos clichés de esos de piernas torneadas y musculosas y senos turgentes que a mí no me van y se repite un poco. 

Si nos centramos en el tema histórico, el propio autor nos explica que está basado en personajes y  hechos reales del año 510 A.C.  Marcos Chicot es un apasionado de Pitágoras y ha centrado su novela en él y en su filosofía para que así se pueda aprender algo mientras se lee. No tengo ni idea de si está bien documentada, pero todo apunta a que sí porque el propio autor habla de ello al terminar la novela y parece que sabe de lo que habla. Por cierto, lo del final es lo que más me ha gustado, porque el autor nos explica cómo se gestó el libro y es bastante interesante. Y desde luego tiene razón en lo de aprender. La lees y aprendes. En mi caso he descubierto muchos datos de los que no sabía nada, de hecho si no es por el teorema que lleva su nombre, todo lo que tiene que ver con Pitágoras me es (era) absolutamente desconocido. No creo que profundice más en el tema, bastante tengo con lo que tengo por ahora, pero siempre viene bien saber.

Pero claro, una novela sobre Pitágoras, su filosofía, el número pi y demás no es muy atractivo en sí para quien pretende entretenerse sin más, así que también hay una parte de intriga. Pitágoras está buscando un sucesor, pero mientras se decide por uno de sus discípulos uno de ellos es asesinado. Para investigar el caso llaman a un egipcio, Akenón, que por supuesto es atractivo y musculoso y que se siente muy atraído por una de las hijas de Pitágoras, Ariadna, que además de lista está estupenda. A mí esto ya me empieza a cansar un poco. Personajes buenos con cuerpos perfectos que además son hiperinteligentes y muy buena gente. Malos que son feos y gordos (las malas, suelen estar buenas también). Demasiado estereotipo, lo siento.  Supongo que es lo que vende, pero a mí no me va demasiado, lo siento. 

Y eso es un poco lo que a mí me ha fallado en este libro. Todo es bastante previsible, incluso quién es el malo malísimo (o igual lo he imaginado desde el principio por haber leído tanto a Agatha Christie, es broma). Los personajes son muy planos, o a mí me lo parece. Lo que pasa es un tanto típico. Ya os lo he dicho antess es entretenido y no está mal escrito, pero a mí, por lo menos, no me ha hecho sentir ese terremoto interno que algunas novelas provocan ya sea por la forma en la que están escritas o por la historia. Anyway...

P.S. Después de escribir todo esto me he enterado lo que le pasó con el Premio Planeta (quedó finalista y aún así nadie le quiso publicar la novela y tuvo que hacerlo él). No lo sabía y me parece realmente triste. También me he enterado que la parte histórica está muy bien documentada. Yo es que soy una gran ignorante en muchos temas, por desgracia.


Título: El asesinato de Pitágoras
Autor: Marcos Chicot
Editorial: Duomo
ISBN:
Pgs: 620
Kindle.

13 comentarios:

  1. Un libro bastante entretenido. Previsible también y personajes un tanto planos. Pero lo suple con bastante ritmo y a mí me resultó muy fácil su lectura.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí últimamente no me está resultando fácil casi ninguna lectura, creo que tiene más que ver con mi ritmo de vida que con otra cosa. Pero no estuvo mal :)
      Besos :)

      Eliminar
  2. Pues lo tengo sin leer, pero no eres la primera a la que le leo unos peros parecidos. Si te sirve de consuelo, yo también tengo abandonada la Yincana, tenía varios para leer, y al final me he dejado llevar por las novedades...
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo es que apenas leo. Y tenía alguno para publicar en las fechas yincaneras, pero he decidido dejarla porque no me da tiempo a nada.
      Besos :)

      Eliminar
  3. Pues a mí también se me hizo un poco tedioso, no me convenció para nada y por eso no tengo pensado leer el que ha quedado "subcampeón" del Planeta.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no o descarto, creo que puede estar bien aunque no soy muy de leer Planetas.
      Besos :)

      Eliminar
  4. Hola!

    No he leído nada de Marcos y hoy precisamente me han dicho que ha evolucionado bastante. Después de leerte, supongo que si me animo con él lo haré con el último que ha sacado.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también me animaré, supongo.
      Besos :)

      Eliminar
  5. Tambièn yo lo leí. Me paso lo contrario. Disfruté enormemente. Y, precisamente lo que a otros detiene, a mí me pareció lo mejor: su excelente ambientación histórica, documentación, etc. Casi no me importa la trama, una excusa tal vez. Espero que el que acaba de publicar sobre Sócrates sea aún mejor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te gustase. Supongo que uno de los problemas que tuve con la novela es que yo no soy muy de história, pero sí que he leído que está muy ambientada. Estoy segura de que el de Sócrates es aún mejor y espero que lo disfrutes.
      :)

      Eliminar
  6. Dada tu opinión creó que al menos de este libro paso ( Que no del autor). Porque las mujeres perfectas me cansan y los hombres perfectos no se donde se meten, y como para la Yincana tengo cubierta la casilla, a otra cosa mariposa.
    Tu no te agobies y Tómatelo con tranquilidad que ya acabarás recobrando el gusto por leer, estas cansada con todo lo que tienes y eso repercute en la lectura.
    Besinos.

    ResponderEliminar