17 noviembre 2016

Más allá del espejo (John Connolly)

A veces me cuesta terriblemente pasar de un libro a otro, esa transición entre el cierre de una novela y el comienzo de la siguiente. Soy indecisa por naturaleza y elegir me cuesta. Pero esta vez he ido sobre seguro. Terminado Artic Chill de Arnaldur Indridason, decidí leer Más allá del espejo, la quinta novela de Connolly con Charlie Parker como protagonista, y la verdad es que no me ha defraudado en absoluto, aunque me ha sabido a poco y quizá lo que haga ahora, un poco para compensar, es ir a por el sexto.

Más allá del espejo (The Reflecting Eye) no llega a las doscientas páginas, así que de primeras uno no puede esperar demasiados detalles, pero a mí ni me ha faltado ni me ha sobrado nada. Supongo que si tuviese que elegir un protagonista en toda la historia sería la casa Grady porque toda la  novela gira en torno a ella. La casa Grady es un caserón abandonado en el que años atrás se cometieron varios asesinatos John Grady, ya muerto, era un hombre que secuestraba y mataba niños y el padre de uno de esos niños decide comprar la propiedad después de que la casa se quedase vacía para, de alguna forma, mantener, la memoria de su hija. Al comienzo de la novela alguien deja en el buzón de la casa Grady la foto de una niña y temiéndose lo peor, el propietario contrata a Charlie Parker para que vigile la casa e investigue si hay alguna posibilidad de que se repita la historia.



En las historias que he leído con Charlie Parker de protagonista siempre se traspasa esa línea que separa lo real de lo sobrenatural. Y en esta no podía faltar, por supuesto. Igual que no podían faltar sus compañeros habituales, Louis y Angel, aunque esta vez sin adentrarnos en detalles, o su nueva compañera, Rachel, con la que espera un hijo. Pero además, aquí también aparece un nuevo personaje, El coleccionista, que está empeñado durante toda la novela en hacerse con uno de los espejos de la casa (hay espejos en todas partes, espejos que van mucho más allá) y que sé que aparece en la siguiente novela y seguro que da mucho juego.

Más allá del espejo es un tanto Poe y a mí Poe me gusta mucho. También me gusta mucho Connolly con sus historias de Charlie Parker, esa atmósfera que crea, el protagonismo que le da al paisaje, el toque de humor de algunos diálogos, la relación entre los personajes, esa naturalidad con la que escribe a pesar de que todos los casos tienen un toque sobrenatural. Es curioso porque mi primer encontronazo con Connolly me decepcionó. Empecé por el cuarto libro de Parker y no me gustó nada, pero claro, es que creo que es imprescindible empezar por el principio, no porque no puedas seguir la historia, sino para conocer bien a los protagonistas y entender lo que hacen y por qué. Ahora ya soy fan y esto no va a parar. 

Título: Más allá del espejo (The Reflecting Eye)
Autor: John Connolly
Traductor: Carlos Millá Soler
Editorial: Tusquets
ISBN: 9788483837313
Págs: 176
Kindle.

13 noviembre 2016

Artic Chill (Arnaldur Indridason)

"I reckon that's still a common attitude: that foreigners ought to be kept behind fences"

He citado este fragmento de Artic Chill porque por desgracia me parece que está muy de actualidad, al fin y al cabo, hay mucha gente que lo piensa: los extranjeros deben quedarse detrás de vallas o muros que los aislen de los autóctonos. De eso va un poco esta novela de Arnaldur Indridason. Con la excusa del asesinato de un niño tailandés, el autor nos hace pensar sobre la xenofobia y el racismo, sobre como las personas estamos más cómodas cuando no hay extranjeros a nuestro alrededor. En Islandia, por ejemplo, el miedo a que todo lo islandés desaparezca provoca que algunas personas se sientan incómodas ante personas de otros lugares o razas. También nos hace reflexionar sobre otro punto de la inmigración: el hecho de que haya personas que van a un país pero en vez de intentar integrarse, crean sus propios guetos y no hacen nada por participar o involucrarse en la cultura que los acepta. 

Como siempre el protagonista es Erlendur Sveinsson, y no sé si es porque lo he leído en inglés, pero me ha parecido menos melancólico que otras veces, aunque la atmósfera de toda la novela siga siendo como un día gris de lluvia. Aparte de investigar el asesinato del niño, Erlendur también está involucrado en el caso de la desapareción de una mujer. El tema de las desapariciones es una constante en Islandia y es algo que le preocupa mucho a Sveinsson desde que su hermano desapareció cuando eran niños. La novela, como siempre, no se limita a los casos que se investigan sino que también trata sobre las vidas personales de los protagonistas. La relación de Sveinsson con sus dos hijos, que es más bien escasa,  su relación amorosa con una mujer (que en esta novela no aparece mucho, tan solo en un par de conversaciones telefónicas) o su relación con Marion Briem,  su jefe y maestro, que nos empuja a reflexionar sobre la soledad.

Pero aparte de esto también seguimos profundizando en la vida de los compañeros de Sveinsson: Sigurdur Olí, de quien conocemos algo de su infancia y los problemas que tiene con su pareja a raíz de tener o no tener hijos y Elínborg, de quien descubrimos que no se lleva también con el anterior.

A mí me ha gustado la novela porque me ha hecho pensar mucho. No solo en el tema de la inmigración, o en la pederastia, que se toca de refilón con un asunto que queda abierto para siguientes entregas, sino también en la manera en que educamos a nuestros hijos, en  lo que las personas podemos llegar a hacer por aburrimiento, en los prejuicios y en el azar, que a veces cambia nuestra vida tan solo por estar en  un determinado lugar en el momento preciso.

Quizá no sea el libro que más me ha gustado de los escritos por Indridason, pero creo que tiene mucho sobre lo que reflexionar. Os dejo otra cita que me ha llamado la atención.

"Life was a random mass of unforeseeable coincidences that governed men's fates like a storm that strikes without warning, causing injury and death"

Título: Artic Chill
Autor: Arnaldur Indridason
Editorial: Harvill Secker
ISBN: 9781409078203
Pgs: 344
Kindle.

12 noviembre 2016

Sarna con gusto (César Pérez Gellida)

Confieso que me ha costado bastante entrar en la historia de Sarna con gusto y creo que ha sido por la forma en la que están escritas ciertas partes. Tengo que reconocer que César consigue dotar a cada personaje de su propia manera de hablar, distingue entre un acento vasco cerrado y el habla coloquial de Mexico D.F., pero hay algunas partes en las que el lenguaje empleado en la narración me resulta un tanto artificial para el tipo de historia que narra: localizó el objetivo más hacedero y se lanzó a su conquista licuando recato y consideración en el empeño. Marchó entre varias mujeres octogenarias sin acolchar su tosquedad...).

 Después de este comienzo tan brusco, y manías mías aparte, he de decir que una vez que te metes la novela engancha. Sarna con gusto es la primera parte de una nueva trilogía, pero para leerla creo que es fundamental haber leído la primera trilogía Versos, canciones y trocitos de carne (que, por cierto, me encantó) ya que hay personajes que se repiten (además de que son tres libros que merece la pena leer). En Sarna con gusto nos encontramos de nuevo con Ramiro Sancho, que vuelve al Cuerpo de Policía de Valladolid, después de haber sido suspendido por lo que pasó con Augusto Ledesma (¿veis como hay que leer el anterior?). Total, que nada más llegar se encuentra con el secuestro de Margarita Zúñiga, una adolescente hija de Alfredo Zúñiga,  un concejal del Ayuntamiento, y Azucena Pérez, perteneciente a una famila de empresarios importante. El autor, a lo largo de la novela, nos presenta el secuestro desde el punto de vista de todas las partes que, de una forma u otra, están involucradas: policías, familia, secuestradores y secuestrada. Pero esta no es la única trama presente en la historia. Por otro lado también tenemos a La Congregación de los Hombres Puros, que ven amenazada su actividad (no voy a decir cuál es) y deciden terminar con la vida de aquellos quese interponen en su camino.

Por supuesto nos volvemos a encontrar con viejos conocidos: Ólafur Olafsson, el policia islandés que no deja de luchar contra sus propios demonios; los compañeros de Sancho, alguno que otro con su propio problema personal; el rugby, no tan presente como en los anteriores y Erika Lopategui, que aparece casi al final de la historia.
 
Supongo que el que no lo haya leído ya, no tardará en hacerlo y si ni se os ha pasado por la cabeza, croe que en general, César Pérez Gellida es un autor que merece la pena tener en cuenta y que no hay que perder de vista.

Título: Sarna con gusto
Autor: César Pérez Gellida
Editorial: Suma
ISBN: 9788483658512
Pgs: 509




09 noviembre 2016

El asesinato de Pitágoras (Marchos Chicot)

(Esta entrada la escribí hace mucho, mucho muchísimo, no me acuerdo ya)


Compré el libro hace mucho tiempo y decidí leerlo para dar un empujoncito a esta Yincana Histórica que tengo completamente abandonada por mi vida de opositora-madre-trabajadora sin apenas tiempo (ni ganas, sobre todo ganas) para leer.  También porque el apellido del autor empieza por Ch y eso nunca viene mal en el reto de Autores de la A a la Z. Decidí leerlo y lo he acabado hoy, algo de lo que me alegro, porque se me ha hecho muy cuesta arriba y he tardado más de un mes. No me malinterpretéis, no es que no me haya gustado: es entretenido e incluso tiene un punto interesante, pero le sobran muchas páginas, mucha paja que no lleva a ningún sitio e interrumpe la trama,  es bastante predecible, tiene algunos clichés de esos de piernas torneadas y musculosas y senos turgentes que a mí no me van y se repite un poco. 

Si nos centramos en el tema histórico, el propio autor nos explica que está basado en personajes y  hechos reales del año 510 A.C.  Marcos Chicot es un apasionado de Pitágoras y ha centrado su novela en él y en su filosofía para que así se pueda aprender algo mientras se lee. No tengo ni idea de si está bien documentada, pero todo apunta a que sí porque el propio autor habla de ello al terminar la novela y parece que sabe de lo que habla. Por cierto, lo del final es lo que más me ha gustado, porque el autor nos explica cómo se gestó el libro y es bastante interesante. Y desde luego tiene razón en lo de aprender. La lees y aprendes. En mi caso he descubierto muchos datos de los que no sabía nada, de hecho si no es por el teorema que lleva su nombre, todo lo que tiene que ver con Pitágoras me es (era) absolutamente desconocido. No creo que profundice más en el tema, bastante tengo con lo que tengo por ahora, pero siempre viene bien saber.

Pero claro, una novela sobre Pitágoras, su filosofía, el número pi y demás no es muy atractivo en sí para quien pretende entretenerse sin más, así que también hay una parte de intriga. Pitágoras está buscando un sucesor, pero mientras se decide por uno de sus discípulos uno de ellos es asesinado. Para investigar el caso llaman a un egipcio, Akenón, que por supuesto es atractivo y musculoso y que se siente muy atraído por una de las hijas de Pitágoras, Ariadna, que además de lista está estupenda. A mí esto ya me empieza a cansar un poco. Personajes buenos con cuerpos perfectos que además son hiperinteligentes y muy buena gente. Malos que son feos y gordos (las malas, suelen estar buenas también). Demasiado estereotipo, lo siento.  Supongo que es lo que vende, pero a mí no me va demasiado, lo siento. 

Y eso es un poco lo que a mí me ha fallado en este libro. Todo es bastante previsible, incluso quién es el malo malísimo (o igual lo he imaginado desde el principio por haber leído tanto a Agatha Christie, es broma). Los personajes son muy planos, o a mí me lo parece. Lo que pasa es un tanto típico. Ya os lo he dicho antess es entretenido y no está mal escrito, pero a mí, por lo menos, no me ha hecho sentir ese terremoto interno que algunas novelas provocan ya sea por la forma en la que están escritas o por la historia. Anyway...

P.S. Después de escribir todo esto me he enterado lo que le pasó con el Premio Planeta (quedó finalista y aún así nadie le quiso publicar la novela y tuvo que hacerlo él). No lo sabía y me parece realmente triste. También me he enterado que la parte histórica está muy bien documentada. Yo es que soy una gran ignorante en muchos temas, por desgracia.


Título: El asesinato de Pitágoras
Autor: Marcos Chicot
Editorial: Duomo
ISBN:
Pgs: 620
Kindle.

13 octubre 2016

Iréne (Pierre Lemaitre)

A veces es difícil empezar a escribir y mucho más si quieres hablar sobre una novela que te ha impactado pero de la que no quieres decir casi nada para no estropearle a nadie la lectura. Iréne es una novela dentro de otra novela. Un homenaje a lo negro. Una historia muy bien contada, que te va envolviendo en la atmósfera adecuada para su final. 

Aunque yo he empezado la serie del comandante Camille Verhoeven desde el principio, sé que hay gente que ha empezado con el segundo, Alex, porque la editorial debió traducirlos en ese orden y sé que es un fastidio porque en el segundo se mencionan datos fundamentales que aparecen en Iréne y que es mejor no saber de antemano. Aunque en realidad está tan bien contado todo que, aunque te imagines todo lo que pueda pasar o más, se disfruta igual ya que la manera de llegar hasta ciertos puntos es increíble, es un libro lleno de giros que te arrastra, te hace sentir cercano al personaje principal y meterte un poco en su forma de ver la vida. Estoy siendo críptica lo sé. Es mejor que lo sea por si alguien que aparece por aquí no la ha leído.



El protagonista de Iréne es el comandante Camile Verhoeven. El nombre lo eligió su madre, que también pintaba,  en honor a Pisarro. Pero además de pintar, era una fumadora en toda regla, lo que afectó a Camille, que es un hombre chiquitín, de 145 centímetros, un detective atípico por su físico. Con una vida personal estable, felizmente casado y a punto de ser padre por primera vez, toda esa armonía se verá un tanto trastocada al enfrentarse a un caso de doble asesinato brutal, muy brutal, lo que le quita tiempo para su familia,claro está. En las primeras páginas le vamos conociendo poco a poco, te vas metiendo en su mundo, vas adentrándote en su vida y su personalidad y también conoces a sus compañeros, Louis, un policía elegante, educado, podrido de dinero que viste de marca y tiene muchísima cultura y Armand, realmente metódico, buscando siempre el detalle,  tacaño hasta la médula. También está Maleval, que siempre busca gustar a las mujeres y como sabe que gusta, lo aprovecha.
Los asesinatos en la novela son un tanto gores, muy detallados y macabros, pero vamos, nada que no se haya publicado antes (nunca mejor dicho) y con ellos lo que en realidad hace el autor es una especie de homenaje a la literatura del género. La forma de contar lo que va pasando, de introducirnos a los personajes, las descripciones, la atmósfera que envuelve todo lo que pasa... todo está conseguido con soltura, las palabras vuelan nada es forzado, ni siquiera lo que menos imaginamos. Porque hay algo en la historia que a mí me impactó, hay un giro que a mí me pareció realmente original, inesperado pero que encaja a la perfección, sin estridencias. Con un algo austeriano. Yo ya me entiendo.

Os cuento, ha sido acabar Iréne e irme corriendo a por Alex. Con eso ya lo digo todo.

Título: Iréne
Título original: Travail soigné
Autor: Pierre Lemaitre
Traductor: Juan Carlos Durán Romero
Editorial: Alfaguara
ISBN: 9788420412177
pgs: 333
Kindle.

12 octubre 2016

El signo del dragón (Ricardo Alía)

To come back or not, esa era la cuestión. Después de un año de pocas lecturas, de oposiciones (ya soy funcionaria en prácticas) y de movidas varias no sabía si volver o no. Me siento un poco perdida y ajena a todo lo que se mueve por aquí, pero aún así he decidido intentarlo, no sé muy bien con qué resultado. Soy variable, indecisa y poco estable. No lo puedo evitar.Vuelvo hablando de un libro que no me ha gustado demasiado. Lo leí en verano y si lo acabé solo fue porque necesitaba saber cómo acababa, pero si soy sincera me ha parecido una especie de Scary Movie literario, un producto de serie B sin pies ni cabeza. Pero voy a empezar por el principio, que es lo que se debe hacer (o no).


El signo de dragón es la primera novela de la Trilogía del Zodiaco de Ricardo Alía. Está ambientada en San Sebastian y sus protagonistas son Max Medina, inspector de Homicidios de la Ertzaintza y exmiembro del Cuerpo Nacional de Policia (atractivo e irreverente, por supuesto); Erika López, joven agente de la Ertzaintza de familia bien que no la apoya en absoluto y Joshua O'Neill, agente de la Policía Científica de origen irlandés, al que le encantan las batallas navales y citar a Napoleón. Aparte de estos personajes, hay más, claro, pero con estos creo que ya es suficiente. En cuanto a la trama, todo empieza con la aparición del cuerpo de un chaval en la Facultad de Ciencias Químicas de la ciudad, decapitado.

Lo cierto es que no lo recuerdo con detalle, pero sí que me acuerdo de algunas de las sensaciones que me provocó la lectura de la novela. El autor empieza diciendo lo típico de que todo lo que sucede en la novela es ficticio y que cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia y yo creo que hasta sobraba porque si algo me ha parecido es irreal. Totalmente irreal y nada creíble. Desde los personajes hasta la trama. Además, todo resulta muy forzado, da la sensación de que el autor quiere demostrar todo lo que sabe, que seguro que es mucho, y lo mete con calzador sin que tenga el menor sentido. Hasta las palabras en euskera, que supongo que están para dotar de realismo a la novela, suenan forzadas.



Un ejemplo: aparece un cadáver en la facultad, le llaman al inspector Max Medina por teléfono para decírselo y él con un cabreo del doce por madrugar (media hora antes de abrir las tiendas, menudo madrugón, cómo viven los de la Ertzaintza) acude a la escena del crimen. Allí están Joshua y Erika y el jefe. Joshua les empieza a explicar a todos que es un homicidio en primer grado porque le han seccionado la cabeza, que el cuerpo ha sido identificado como Mikel Iriondo y que habrá que esperar a las pruebas del laboratorio para saber más cosas. Todo esto en la página 51. Siguen hablando bla, bla, bla y en la página 53, Max, que me cae fatal decide preguntarle a Erika si tiene algo que decir. Supongo (y solo supongo) que el autor para demostrarnos la perspicacia de la poli novata pone en su boca  una pregunta vital: "¿Se ha echado algo en falta? Porque los asesinos en serie suelen llevarse trofeos y tal" y entonces Joshua dice "Es verdad, se me olvidaba. Le faltan los ojos" ¿Soy la única a la que esto le parece rarísimo? ¿Eres policía de la científica y se te olvida que le faltan los ojos a un cadáver que acabas de ver? ¿Soy demasiado quisquillosa?

Podría poner muchos más ejemplos, pero me iba a eternizar hasta el aburrimiento. Hay situaciones absurdas de principio a fin (¿cómo es posible que al decano de una facultad no le parezca que tropecientos decapitados en el edificio sea razón suficiente para que no vayan los estudiantes, que le parezca una chorrada?), la historia en sí es una mezcla de película de terror para adolescentes tipo Scream aderezada con un poco de ciencia ficción, todo salpicado de batallitas navales, citas de Napoleón, ajedrez, química, política y todo lo que se le ha ocurrido al autor para darle un toque de realismo pero con el efecto contrario. Los personajes no son nada creíbles y si el autor quería que Max Medina me cayese bien, ha conseguido que lo odiase a muerte. Un inspector nada atractivo, para mi gusto. Una historia llena de clichés, bastante poco enganchante.

Para decir algo positivo, es verdad que la ambientación está muy lograda. El autor conoce la ciudad de sobra e incluso su historia. Por supuesto este es mi blog y  esta es mi opinión y, está claro que no soy una experta, pero sé qué libros me gustan y cuáles no y este, desde luego, no.

Título: El signo del dragón
Autor: Ricardo Alía
Editorial: Maeva
ISBN: 978-84-16363-84-1
Pgs: 357


20 abril 2016

Macbeth (William Shakespeare)

What's done is done
Lady Macbeth

Ambición, traición, asesinato, culpabilidad, arrepentimiento, locura, manipulación, el inevitable destino... cualquiera diría que estos pueden ser los ingredientes de una novela negra actual tan de moda, pero son los temas sobre los que gira Macbeth, una de las obras más conocidas de William Shakespeare, su tragedia escocesa, que no ha perdido ni una pizca de actualidad. Eso es lo que tienen las obras del autor, no envejecen con el tiempo porque explora sentimientos que siguen siendo actuales y crea personajes que se mueven impulsados por las mismas pasiones que nos impulsan hoy en día.

Basada en un personaje real (aunque cualquier parecido es pura coincidencia), la historia de Macbeth nos cuenta cómo éste es recompensando por el rey Duncan con el título de Conde de Cawdor gracias a haber vencido a los ejércitos que intentaban invadir Escocia. Pero antes de que el rey le otorgue ese título, mientras vuelve de la batalla con su amigo Banquo, tres brujas predicen que va a ser señor de Cawdor y futuro rey. A Banquo las brujas también le dicen que sus hijos serán reyes. Así que imaginaos, cómo se les queda la cara a los dos cuando el rey con su nombramiento hace que se cumpla la primera de las predicciones que hacen las brujas sobre Macbeth. 



Claro, una vez que sabe cuál es su destino, Macbeth empieza a darle vueltas a todo el asunto y piensa que si han acertado en la primera predicción, ¿por qué no va a cumplirse la segunda? Por supuesto, todos sus pensamientos sobre si será rey o no los comparte con su mujer como buen maridito que es y entre la ambición de uno y la ambición del otro deciden que la mejor manera de acelerar todo el proceso y de que se cumpla lo predicho va a ser matar al rey. Pero que si Macbeth no se atreve, entonces que si Lady Macbeth le llama gallina y le dice que no es hombre y le da ese empujoncito para poder ser reina.

Aunque, por supuesto,  las cosas no siempre son fáciles. Macbeth mata al rey Duncan, pero hay otros obstáculos. Tiene hijos que pueden heredar el trono y hay que deshacerse de ellos también. Y luego están las sospechas, una vez que consigue su objetivo. Porque claro, a su amigo Banquo le han dicho que sus hijos iban a ser reyes y piensa, si yo he matado al rey para que se cumpla la profecía, puede que él me mate para que se cumpla la suya.  Y todo son sospechas y entra en una espiral de asesinatos y luego vienen los remordimientos, las pesadillas y las visiones de fantasmas o de sangre en las manos,  hasta llegar a la locura.  Y todo por culpa de la ambición, que de una forma u otra, se acaba pagando.

Mientras leía Macbeth yo me preguntaba en lo que nos condicionaría saber el futuro, conocer nuestro destino. Macbeth hizo lo que hizo por una predicción. Le condicionó desde el principio, a él y a lady Macbeth, uno de los personajes femeninos más potentes de la literatura. De hecho, es realmente interesante la relación entre Lady Macbeth y su marido. Ella no es sumisa para nada. Lo manipula para conseguir que él haga lo que ella quiere bien cuestionando su hombría, bien con ayuda del sexo. Le da el empujón que él necesita para obtener lo que ambos desean. Diría que, en cierta manera, él es mucho más débil que ella y que se complementan perfectamente.

Poco puedo decir yo que no hayan dicho otros. Tan sólo que es una historia fascinante y que ya que estamos en el 400 aniversario de su muerte, merece la pena hacerle un huequito. 

FIRST WITCH
When shall we three meet again
In thunder, lightning, or in rain?
SECOND WITCH
When the hurly-burly's done,
When the battle's lost and won.

Lo sé. No he hablado de las brujas Y eso que me encanta como empieza toda la historia con ellas.

19 abril 2016

Ivanhoe (Walter Scott)

Walter Scott está considerado el padre de la novela histórica y ya que estoy participando en una yincana histórica (aunque no lo parezca) me apetecía mucho volver a leer Ivanhoe. La primera vez que lo leí era una niña y me enamoré perdidamente de él. Ahora ya no me parece tan enamorable, pero desde entonces siempre ha habido algo de aquella época, de Robin Hood y Ricardo Corazón de León,  que me ha atraído. Aunque en la foto he puesto el libro de cuando yo era niña, he tenido que leer uno versión kindle porque a este le faltan hojas.

La historia de Ivanhoe transcurre durante las cruzadas, a finales del siglo XII. Por aquel entonces en Inglaterra vivían los sajones y los normandos. Estos últimos, poco a poco y ante la ausencia del rey Ricardo, se iban apropiando de las tierras y del poder de los primeros. Ricardo III, estaba más interesado en las cruzadas que en su propio reinado, así que había dejado Inglaterra para irse a la guerra y su hermano Juan, déspota y avaricioso donde los haya, ocupó su lugar, lo que no fue nada bueno para el país. 

Ivanhoe es la historia de un caballero sajón, que es fiel al rey Ricardo y se va con él a las cruzadas. La historia comienza con su vuelta de incógnito. Su padre, Cedric de Rotherwood, es sajón hasta la médula y no le perdona a su hijo que se haya ido con un rey normando, así que decide hacer como que no existe. Bajo su tutela vive Lady Rowena, que supuestamente se tiene que casar con Athelstane, sajón de pura cepa, pero a quien ella no quiere, porque por supuesto está enamorada de Ivanhoe.

Cuando llega Ivanhoe disfrazado al castillo de su padre, resulta que hay un torneo al que se apunta, lo gana ayudado por un misterioso caballero de armadura de color negro y aunque acaba malherido saca fuerzas para coronar a su amada Lady Rowena como la reina de la belleza y el amor. A Ivanhoe le ayudan a curarse Isaac de York, un judío, y su hermosa hija Rebecca. No veáis cómo estaban considerados los judíos en aquella época, como seres inferiores o animales inmundos, incluso por aquellos que, de vez en cuando, sienten compasión. (Es curioso lo poco que ha cambiado el mundo en ciertos aspectos) 

Aparte de lo que le pasa a Ivanhoe, el rey Juan, hermano de Ricardo III, se entera de que su hermano va a volver y se pone a maquinar con unos cuantos normandos, entre ellos el templario Brian de Bois Guilbert, vencido y humillado por Ivanhoe en el torneo, para que no le quite el poder.

No voy a contar mucho más de la historia, pero sí diré que está llena de aventuras de principio a fin, al fin y al cabo, Sir Walter Scott era un contador de historias e Ivanhoe lo es. El autor nos va contando lo que les pasa a todos los personajes, saltando de uno a otro en cada capítulo, describiendo los paisajes, los ornamentos, las peleas, la comida  y las vestimentas con todo detalle.

Si lo leéis preparaos para la aventura.  Hay torneos, damas de belleza sin igual  en apuros, conflicto entre sajones y normandos, un rey déspota, secuestros, caballeros misteriosos, arqueros de puntería increíble (cómo me gusta Robin Hood) , humor, peleas y amor. Todos los ingredientes necesarios para pasar un buen rato.

Título: Ivanhoe
Autor: Walter Scott
Pgs: 367
Kindle.