20 abril 2015

Viajo sola (Samuel Bjørk)

Viajo sola de Samuel Bjørk, seudónimo de Frode Sander Øien, un escritor y muchas cosas más de nacionalidad noruega, es un libro que le ha gustado a la mayoría de la gente que lo ha leído, pero a mí realmente no me ha parecido gran cosa ni me ha entusiasmado, excepto por su final que sí que me ha sorprendido. Si me ciño a la historia, en realidad, no está nada mal: un hombre que sale a pasear con su perro se encuentra el cadáver de una niña colgada de un árbol con la mochila del cole y un cartel de unas líneas aéreas en la que pone «Viajo sola». Una de sus uñas está marcada con una raya (el número romano I), por lo que la policía sospecha que no va a ser el único caso. Y efectivamente, así es. Por otro lado, tenemos un gurú religioso que vive con su grupo de seguidores en medio del bosque y que no tiene muy buena pinta. Así visto, desde luego promete.

En este caso el encargado de la investigación  es el inspector de policía Holger Munch, quien curiosamente no bebe nada, está separado porque ha pasado un poco de su familia por el trabajo y ahora es un devoto de su nieta a la que adora (que tiene la misma edad que la niña asesinada). Munch quiere que le acompañe en la investigación su excolega Mia Krüger, quien no está pasando por el mejor momento de su vida, de hecho tiene una depresión tal que lo único que hace es beber y atiborrarse de pastillas que la atontan para poder sobrevivir hasta la fecha en la que ella misma ha decidido acabar con todo y suicidarse. Así que Munch va a buscarla y juntos empiezan a investigar el caso.
Y esa es una de las cosas que más me han chocado. Mia tiene una depresión terrible provocada por un suceso que se explica en el libro pero del que yo no voy a decir ni mú, una de esas depresiones profundas en las que ya no encuentras sentido a nada y, sin embargo,  le convencen enseguida para que abandone su aislamiento y se ponga a trabajar, de hecho, decide postponer su final hasta resolver el caso y no sé, a mí me ha resultado muy de plástico, muy irreal, muy poco creíble, la verdad pero no sólo esta situación sino todo su personaje, en realidad. Además, con respecto al resto de los personajes en general, tampoco  es que haya empatizado mucho con  ninguno  así que la distancia ha sido considerable, por lo que todo me ha parecido muy frío. 

También me ha costado meterme en la historia, a pesar de que los capítulos son cortos y se van alternando los dedicados a un asunto o a otro, lo que muchas veces provoca que los devores para  saber más. Sin embargo,  a mí me ha causado el efecto contrario. Me ha costado muchísimo centrarme en la historia, y casi hasta prefería jugar al Candy Crush antes de leer. Además, no acabo de ver la conexión entre las historias (esto de no poder hablar sin destripar nada es lo que tiene, que se acaba siendo críptico, que es lo que estoy siendo yo ahora).

En resumen, aunque no me ha parecido un gran libro, ni un libro super enganchante ya que creo que se puede contar la misma historia de una manera mucho más interesante,  tampoco me ha parecido lo contrario. Sin más, diría yo. Eso sí, tengo que reconocer que el final me ha sorprendido porque no me lo esperaba para nada y de hecho ha habido algo que no puedo contar para no destripar nada (otra vez la misma historia) que me ha hecho soltar un «qué bueno». Pero teniendo en cuenta lo que me esperaba, un poco decepcionante, quizá.

Ya sabéis, con esto de los libros nunca llueve a gusto de todos, y menos mal.

Por cierto, esta entrada la utilizo para la yincana criminal, ya que la trama transcurre en Noruega.

Título: Viajo sola
Autor: Samuel Bjørk
Título original: Det henger en engel alene i skogen
Traductor: Martin Simonson
Editorial: Suma de letras
ISBN: 9788483656891
Pgs:  555

18 comentarios:

  1. A mí sí me tuvo muy enganchada, lo leí rapidísimo, pero oye...como dice mi madre, para gustos los colores, malo sería que a todos nos gustara lo mismo ¿no?
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo reconozco que los libros dependen mucho del día que tenga yo. Ahora estoy leyendo Blancanieves debe morir, que tampoco me está convenciendo, pero entre otras cosas, estoy cargada de trabajo e igual influye.

      :)

      Eliminar
  2. A mi, en conjunto, me gustó, a pesar de que le sobra alguna que otra subtrama
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La mayoría de las reseñas que he leído son positivas en general :)

      Eliminar
  3. En conjunto me gustó,pero sobre todo por el personaje de Mia.Sin embargo,no es un libro que me venga enseguida a la mente para recomendarlo.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí en cambio Mia no me gustó demasiado por esa depresión que a mí me ha resultado extraña, pero vamos, que tampoco es que me disgustase :)

      Besitos

      Eliminar
  4. La portada a mí ya me echa para atrás. No me importaría leerlo, pero no voy a correr a por él. Si se me da la oportunidad, lo haré. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fíjate que físicamente es un libro que a mí me parece bonito por los colores y sí que puede dar un poco de no sé qué, pero el contraste del negro y rojo me resulta atractivo.

      Besos

      Eliminar
  5. No sé cómo funcionará el tema por esos mundos de Dios donde transcurre la historia, pero en España, con una depresión severa, nadie te saca de una baja laboral y más cuando viene producida por algo relativo al trabajo.

    Con respecto a las buenas críticas de algunos libros, yo me he llevado tantos chascos que a veces me da miedo hasta recomendar algo encarecidamente por miedo a decepcionar a alguien. Pero es lo habitual.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es lo que me ha parecido a mí. La poli está tan mal que hasta ha puesto fecha para su muerte, pero a su compañero no le cuesta nada convencerla y lo que hace es decir, bueno, le ayudo con el caso pero luego me suicido. No sé, a mí me ha parecido un poco extraño (que igual puede ser, no lo sé). Pero a mí ya el personaje no me ha convencido nada.

      Besos :)

      Eliminar
  6. A mí me gustó porque en aquel momento llevaba mucho tiempo sin leer una policíaca, jaja. Es que son tan repetitivas y resulta tan difícil encontrar algo realmente diferente que en seguida cojo un empache. De hecho, el personaje de Mia es muy parecido al de Rebecca Martinsson de la serie de Asa Larsson: un pasado trágico, una depresión como un caballo etc. Nihil novi.
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No he leído nada de Asa Larsson. Si te digo la verdad leo muy poco nórdico (no tengo ningún motivo concreto). Ni siquiera he leido nada de Mankell.

      Besos :)

      Eliminar
  7. Yo no la he leído todavía pero hace tiempo que la tengo apuntada. Besinos.

    ResponderEliminar
  8. A mí me gustó, pero también me ayudó que iba sin expectativas. No es una novela redonda, eso sí. Entretenida y poco más.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de las expectativas cuánto influye :)

      Eliminar
  9. Una novela que tengo pendiente de lectura en casa desde las pasadas fiestas navideñas. Como bien dices, parece que el libro consiguió excelentes críticas, pero tu opinión demuestra que no hay una perspectiva única. Al menos conseguiste disfrutar un poco de la lectura más allá de los escollos que señalas. ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por suerte hay muchas perspectivas. Yo siempre digo que los gustos sobre libros son muy personales y que, en realidad, no sabes si uno te va a gustar o no hasta que lo lees.

      Besos :)

      Eliminar